¿Sudar te hace perder peso? ¡Disipemos los falsos mitos!

Una vez nuestra abuela nos dijo:

sudar te hace adelgazar, ¡garantizado!

Sin embargo, lamentablemente este no es el caso. La sudoración es el proceso normal por el cual nuestro cuerpo regula la temperatura y previene el sobrecalentamiento que podría perjudicar nuestra salud.

Durante la sudoración si pierden fluidos y sales minerales, ¡no grasa!

Al ser el sudor formado por agua, que tiene un peso, es normal que si nos pesamos al final de un entrenamiento donde sudamos mucho estemos hasta 2 kg menos que antes, pero esto es solo una pérdida de peso temporal que se recuperará tan pronto como nos rehidratemos.

De lo contrario, valdría la pena tener saunas a expensas de salir a correr o entrenamiento con pesas, ¿verdad?

¿QUÉ HACER PARA PERDER PESO?

La realidad es que para adelgazar debemos necesariamente asegurarnos de que nuestro consumo diario de calorías supere la cantidad de calorías introducidas a través de la nutrición durante el día.

¡Así que necesitamos aprovechar nuestro metabolismo, nutrición y actividad física!

El metabolismo representa el mecanismo y la velocidad con la que nuestro cuerpo quema calorías, es decir, desarrolla la energía necesaria para la supervivencia y las actividades diarias.

Y, buenas noticias… ¡podemos acelerarlo mediante la actividad física, aumentando el gasto energético diario!

¿CÓMO AUMENTAR EL METABOLISMO?

Aquí entra en juego lo que tanta gente, incluyéndome a mí, nos enamoró desde el primer momento. CrossFit®!

Aunque podemos acelerar nuestro metabolismo mediante cualquier tipo de actividad física, se ha comprobado que la mejor forma de incrementar nuestro tasa metabólica basal (que es el gasto energético de un organismo vivo en reposo, incluyendo así la energía necesaria para las funciones metabólicas vitales) tanto a través de la práctica de CrossFit® como de otras actividades que utilizan el principio de alta intensidad ya que te permiten quemar calorías no solo por la duración del esfuerzo sino también durante las horas posteriores al entrenamiento.

Durante el entrenamiento de alta intensidad el metabolismo se acelera exponencialmente y aumenta la necesidad de oxígeno, por lo que una vez finalizado el entrenamiento el cuerpo debe utilizar mucha energía para volver a las condiciones normales.

De esta manera, nuestro cuerpo continúa consumiendo energía durante muchas horas después de terminar el entrenamiento, ¡quemando grasa corporal!

SUDAR EN LOS ENTRENAMIENTOS

En resumen, ¿el sudor te hace perder peso? La respuesta es no.

El sudor, digamos más bien que es consecuencia de un movimiento más o menos intenso, correlacionado con diversos factores externos como la temperatura del ambiente, el índice de humedad, nuestra ropa…

Recuerda que lo que importa es una alimentación correcta y saludable y una actividad física constante, mejor si se hace en tiempos relativamente «cortos» y con mucha intensidad y por tanto…

… ¡¿Qué mejor que nuestro querido CrossFit®?!?!

Entradas relacionadas

Deja un comentario