¿Son realmente efectivos los programas de entrenamiento funcional (basados ​​en el hogar)?

Debido a las limitacionesque hubo para la práctica de ejercicios físicos debido a la emergencia sanitaria Covid-19, muchos boxes y gimnasios crearon entrenamientos funcionales basado en casa para que lo sigan los crossfitters.

Muchos se han preguntado si este tipo de entrenamiento realmente es realmente efectivo para la aptitud física y hemos decidido aclarar algunos de estos puntos.

¿Qué dice la ciencia?

En 2012, el equipo de investigación canadiense McRae evaluó a 22 mujeres de 21 años para comprender la efectividad de este método de entrenamiento realizado solo con el tu peso corporal (funcional / calistenia realizada a alta intensidad), que es lo que básicamente estamos haciendo ahora mismo.

Los sujetos utilizaron el Protocolo de Tabata (8 x 20 segundos de ejecución y 10 segundos de recuperación; para un total de 4 minutos de entrenamiento) para evaluar la alteración de la aptitud física (capacidad cardiovascular y resistencia muscular localizada) y la percepción del placer de «Bien hecho» es decir, habiendo hecho un buen trabajo fisico.entrenamientos funcionales

Compararon estas respuestas con otro grupo de control que realizó un programa de entrenamiento cardiovascular en el Tapis Roulant (30 minutos ~ 85% de la FC máxima) similar a ir a un gimnasio tradicional.

El experimento duró 4 semanas (4 sesiones por semana). Los autores observaron un aumento en el pico de VO2 en ambos grupos (cardiovascular tradicional: ~ 7% y en el Funcional: ~ 8%).

Sin embargo, el grupo de entrenamiento funcional de alta intensidad mostró mejoras en la resistencia muscular localizada, que no ocurrió en el grupo de control denominado «tradicional».

La percepción de placer por haber completado el entrenamiento también resultó solo aumentó en el grupo de entrenamiento funcional.

¿Por qué se siente bien después del entrenamiento?

En deportes de alta intensidad o al practicar entrenamiento funcional, el cerebro comienza a liberar dopamina a los pocos minutos: esto nos hace estar más vigilantes, más concentrados y más enfocados.

La dopamina es la razón por la que sentimos esa sensación de ha funcionado bien y es ella quien nos da la energía para continuar a pesar de que el entrenamiento sea muy duro, incluso si tu cuerpo y tu mente envían otras señales.

Después de entrenar, el nivel de dopamina disminuye lentamente, sin embargo aumenta el nivel en serotonina; tiene muchas funciones: interviene en la regulación del ritmo de sueño-vigilia y la temperatura corporal, controla el apetito y alivia la sensibilidad al dolor.

Estas hormonas se llaman «Hormonas de la felicidad» porque a pesar del cansancio, se ve recompensado con la sensación de bienestar liberada después.

Conclusionesentrenamientos funcionales

Incluso con los Boxes cerradas, ese período nos demostró que los entrenamientos funcionales en el hogar son, sin embargo, eficazes y ayudan a mejorar y mantener la forma física.

Evidentemente nos falta el aire familiar que teníamos en el Box y los compañeros con los que compararnos, sin embargo, según los estudios reportados, el entrenamiento funcional es muy recomendable para mejorar la capacidad cardiovascular, la resistencia muscular localizada y el percepción del placer con la actividad realizada.

¡Bien hecho chicos!

Entradas relacionadas

[pt_view id="6fdbccbnfc" cat="GET_CURRENT"]

Deja un comentario