Mujeres CrossFit®: ¿interfiere el ciclo menstrual?

Sí amigos, el ciclo menstrual es una molestia. Y cuando eres crossfitter, peor aún.

La fecha y el número de días pueden varían de una mujer a otra, pero la certeza común es que todos los meses, puntualmente, llega y trae consigo muchos inconvenientes.

¿Ha notado que tiene una rendimiento menor en la semana de la menstruación?, ¿no?

Personalmente, tengo que adaptar el entrenamiento y hacerlo un poco más ligero. Esto ya me ha preocupado mucho, principalmente cuando el «rendimiento» estaba en la parte superior de mi lista de prioridades.

Entonces decidí encontrar el equilibrio: a conocerme y respetarme.

¿Quién no ha salido decepcionado con un WOD porque no pudo darlo todo, cuando en realidad era solo una cuestión de adaptación?

Para entender realmente de qué estamos hablando, estudié el fases del ciclo menstrual y cada uno de ellos tiene sus propias peculiaridades. Comprender esto es fundamental, ya que le da a la formación otra perspectiva.

Rendimiento del entrenamiento durante el ciclo menstrual

En los días intermedios del ciclo

Para cada mujer, hay un período que puede variar de de dos a varios días. La producción de estrógeno, asociado a la producción y acción de serotonina, que regula el sueño, estado de ánimo, apetito.

La ecuación es simple: tenemos poco estrógeno en el cuerpo, ¡así que estamos más deprimidas!

Un consejo para esta etapa: tómalo más a la ligera. Sí, intente comprender el momento y tenga en cuenta que es posible que no esté en la cima. No tienes que detenerte, pero puedes adaptarte.

En el período post-menstrualperíodo

En esta etapa tenemos un aumento de la producción de estrógeno y mayor liberación de noradrenalina, lo que aumenta la motivación y mejora el rendimiento en actividades físicas.

Este es el momento de invertir en entrenamientos intensos, ganando resistencia, velocidad y fuerza.

En la fase ovulatoria

También llamado periodo fértil, aquí hay una leve disminución en la capacidad de fuerza y ​​coordinación.

No hay nada de qué preocuparse, sin embargo, debe prestar atención a cómo responde su cuerpo. La producción de estrógenos disminuye y aumenta. progesterona.

Con la adaptación del cuerpo, en unos días, la vitalidad vuelve a la normalidad (¡y gracias a Dios!).

En la fase lúteaperíodo

También conocido como post-ovulatorio, es el que precede a la menstruación y aquí se le llama sindrome premenstrual (SPM).

En esta etapa, la atención se centra en disminución de la producción de progesterona, si no hay fertilización del óvulo y, por lo tanto, puede haber una aumento de la fatiga física y cambios nerviosos, con un rendimiento de entrenamiento reducido.

¿Estamos hablando de tensión premenstrual (SPM)?

Con mayor o menor intensidad, nos pasa a casi todas las mujeres durante el ciclo menstrual.

Sea como sea, a pesar de la sensación de estar enojado con el mundo, el ejercicio aumenta el nivel de neurotransmisores como la noradrenalina, la serotonina y la dopamina, que producen una sensación de relajación y bienestar, es decir, ¡es un remedio natural!

Mi sugerencia: si puede, no deje de hacer ejercicio. Como se mencionó, ¡la adaptación lo es todo!

Conocernos es el punto de partida para un mejor desempeño.

En conclusión

  • Si tiene una recuperación más lenta, haga un entrenamiento más ligero, muchos estiramientos, duerma un poco más, trate de comer alimentos muy nutritivos y antiinflamatorios.
  • Si siente que puede darlo todo, acelere el ritmo, aumente la carga, concéntrese en lo que quiere e intente obtener más resultados esa semana.
  • Si entrena y el resultado no es satisfactorio, observe su fase del mes. Es posible que la respuesta esté ahí y puedas dejar de criticarte, ¿verdad?

Ah, y trata siempre de entrenar inteligentemente: céntrate en lo que es posible, en lo esencial, mira si tu cuerpo puede llegar más lejos.

Entradas relacionadas

Deja un comentario