Entrenamientos inteligentes, ¿los estás haciendo bien?

¿Quién no ha pensado nunca que para mejorar bastaba con entrenar mucho? Esto podría ser solo un mito, ¿sabes? Lo mejor es usar inteligencia en entrenamiento y disfruta de tu tiempo libre para lo que realmente necesitas.

Entrenarás mejor y no necesariamente más de lo debido, evitando así el sobreentrenamiento.

¿LO ESTÁS HACIENDO DE LA MANERA CORRECTA?

Claro, cuanto más tiempo le dediques, más probabilidades tendrás de mejorar tus habilidades, pero ¿Quién no ha pasado incontables horas buscando resultados que nunca llegaron?

Los que habitualmente se atascan me pueden responder: de todas esas horas pasadas en el Box, ¿Cuántas has entrenado realmente lo que necesitabas y cuántas fueron solo estrés físico?

Cuando usamos la inteligencia en el entrenamiento, el enfoque cambia.

¿CÓMO UTILIZAR LA INTELIGENCIA EN LOS ENTRENAMIENTOS?

Menos puede ser más

La fatiga no siempre significa victoria, aunque muchos de nosotros creemos que lo hemos dado todo cuando más muertos que vivos salen del WOD.

Sin embargo, un entrenamiento corto que funcione exactamente lo que realmente necesita puede ser mucho mejor para su desarrollo como atleta que un entrenamiento largo y extenuante.

Hay tiempo para ambos, usar la cabeza te permite elegir cuándo hacer uno y cuándo elegir el otro.

Entrena una habilidad a la vez

inteligencia en entrenamiento

A veces pensamos que apestamos en todo, o peor aún, que somos buenos en todos los movimientos, porque el resultado global es bueno.

Pero, ¿es realmente así?

Si estamos trabajando para convertirnos en atletas de RX o solo para aumentar el rendimiento, mirar de cerca cada habilidad de entrenamiento es extremadamente importante y le permite mejorar los detalles y trabajar en las debilidades.

Sin un buen ojo, lleva mucho más tiempo.

El enfoque lo es todo

¿Cuáles son tus metas?

¿Mejorar la condición física, el bienestar personal, desempeñarse como atleta competitivo?

Saber por qué estás entrenando le permite a tu entrenador crear WOD específicos y adaptar el entrenamiento a lo que realmente necesitas.

Sin este autoconocimiento, uno permanece a merced de los acontecimientos.

Ser seguido realmente hace la diferencia

Quizás sea la clave principal para afrontar un recorrido atlético de forma inteligente.

De hecho, contar con profesionales que te conozcan, que comprendan tus objetivos y límites y que estén dispuestos a llevarte a donde quieras, es fundamental.

Pregunta en tu Box, ¡seguro que estarán dispuestos a seguirte de cerca!

¿Sentir dolor es un síntoma de hacer ejercicio bien?

Esta es la pregunta principal.

Algunas personas piensan que solo se han ejercitado realmente cuando siempre superan sus límites y cuando sienten dolor al día siguiente.

Pero ese no es necesariamente el caso siempre. Conocernos bien y utilizar la técnica adecuada para realizar los movimientos, permitirá la consecución de los objetivos de una forma menos dolorosa, pero inteligente.

El día de descanso es imprescindible

A estas alturas ya sabemos, siempre repetimos: un día de descanso es fundamental para que el cuerpo asimile todo el trabajo realizado.

Dado que en cada entrenamiento los músculos sufren microlesiones, estas se recuperan cuando descansamos.

De esta forma el músculo se fortalece y estará listo para nuevas actividades físicas.

¡El resto es tan importante como ir al Box, chicos!

Para concluir…

En definitiva, si eres de los que cree que tienes que entrenar cada vez más y nunca estás satisfecho con tu desempeño, esta es una invitación a pensar de nuevo.

Aplicar inteligencia durante el entrenamiento te permite mirar en detalle, perfeccionar lo que ya sabes, ser más que un atleta y maximizar la efectividad de tus entrenamientos en todo momento.

Entradas relacionadas

Deja un comentario