Día de descanso: ¿Por qué es tan importante?

Cuando entras en el mundo de CrossFit®, te lanzas tan de cabeza y te conviertes en una parte tan importante de nosotros que nunca queremos hacer el día de descanso. Solemos posponer el descanso para aliviar la tensión diaria y el estrés con WOD pesados ​​e intensos.

El caso es que cuando estás en casa el día parece interminable, echamos de menos el ambiente del Box, el cansancio muscular y la sensación de haber cerrado un WOD; como si estuviéramos perdiendo el tiempo.

La realidad, sin embargo, es otra: el día de descanso tiene la misma importancia de jornadas de formación.

Cada vez que entrenamos, nuestros músculos sufren microlesiones. Se recuperan a los pocos días de entrenamiento y al final de este proceso el músculo está más fuerte y mejor preparado para la actividad física. Este curso es completamente normal y beneficioso, pero una pausa es fundamental para que se realice correctamente.

Uno de los principales factores de lesión en deportistas es precisamente el volumen de entrenamiento. Aunque los músculos son muy fuertes, las lesiones ocurren cuando se exceden los límites del cuerpo. No detenerse nunca es una forma casi segura de lograrlo.

Por lo tanto, ¿Por qué es tan importante el día de descanso?

1. Para evitar el agotamiento muscular

Parece fácil entender que un cuerpo descansado paga mejor, pero la importancia del día de descanso va más allá de recargar energías antes de volver a quemarlas. El entrenamiento no termina cuando sales del Box, porque el cuerpo continúa trabajando para procesar todo el progreso que hacemos con los ejercicios.

Cuando entrenamos obtenemos grandes resultados en cuanto a músculos, pero si es demasiado arriesgamos la flacidez de los músculos. En los días de descanso, no hay WOD pero parada total. El resto es fundamental para que los músculos crezcan y se desarrollen, explotando todo su potencial.

2. Pero entonces, ¿Cuántos días tengo para descansar?

Muchas veces tendemos a imitar las rutinas de entrenamiento de los grandes deportistas de élite, entrenando hasta 6 días a la semana a pleno rendimiento. No tomamos en consideración el hecho de que estos deportistas viven para este deporte y cuentan con un grupo de especialistas detrás de ellos que controlan cada detalle de su entrenamiento y su nutrición.

Se recomienda que los entusiastas de CrossFit® entrenen desde 3 a 4 días a la semana, manteniendo un día de descanso absoluto y el resto de los dias para mantenerse activo.

3. Consecuencias de un mal descanso

Cuando nos excedemos, hablamos de sobreentrenamiento, es decir, comienzan a aparecer fatiga y pérdida de fuerza. Además, el número de lesiones musculares.

Las consecuencias del sobreentrenamiento no son solo físicas. El estrés muscular sin el descanso adecuado puede causar fatiga, agotamiento, debilidad, irritabilidad, distracción e incluso daño o descompensación metabólica.

4. ¿Qué hacer durante el día de descanso?

Descansar no significa necesariamente pasar 24 horas sentado en el sofá viendo televisión. Es un día libre para promover el bienestar físico. La única recomendación es mantener una dieta equilibrada, ya que el metabolismo puede gastar mucha energía procesando alimentos pesados. Un menú nutritivo – para fortalecer las defensas del organismo – y de fácil digestión sería ideal.

Aquellos que no pueden quedarse quietos pueden opta por ejercicios relajantes. Yoga o pilates, por ejemplo, que equilibran cuerpo y mente. También ahí caminar ligero puede ser un buen compromiso, pero lo que importa es la satisfacción personal. ¡Sabemos que muchas personas necesitan moverse para sentirse mejor!

Y tú, ¿Cuántos días de descanso haces?

Entradas relacionadas

Deja un comentario