Beneficios de CrossFit® para el cerebro

La actividad física está cada vez más presente en la vida diaria de las personas, debido a numerosos beneficios que la práctica regular conduce a salud física y mental. Al notar cambios significativos en el cuerpo y el bienestar en general, los entusiastas del fitness ya no imaginan estar sometidos a un estilo de vida sedentaria.

¿CUÁLES SON LAS VENTAJAS A NIVEL PSÍQUICO?

  • Pérdida de peso y aumento de masa muscular.

Uno de los mayores objetivos para quienes deciden empezar

un entrenamiento, es cambiar de apariencia. La consistencia en el entrenamiento y una nutrición equilibrada son imprescindibles para conseguir estos objetivos y tienen como plus la mejora de la piel.

  • Mejorar la autoestima y el bienestar.

Estar en un entorno con diferentes personas promueve la socialización y espíritu colectivo, especialmente en un deporte como CrossFit®. Incluso hubo una mejora en los síntomas de la depresión.

  • Incrementa el rendimiento escolar en niños y adolescentes.

La práctica de actividad física por parte de niños entre 6 y 15 años, demuestra que el rendimiento escolar mejora y también desarrolla habilidades de socialización e interacción.

Haciendo ejercicio, se fortalecen huesos y articulaciones, mejoramos postura e inmunidad y consecuentemente tenemos menos dolor, reduciendo las posibilidades de tener enfermedades cardiovasculares.

Puede parecer que a medida que hacemos más entrenamientos nos cansamos más, pero ocurre exactamente lo contrario: se reduce la fatiga, así como el estrés y estamos más predispuestos a afrontar los días de forma positiva.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS A NIVEL CEREBRAL?

Además de todos estos beneficios mencionados anteriormente, la actividad física ayuda al correcto funcionamiento de uno de los principales órganos del cuerpo humano: el cerebro. Es él quien se encarga de todas las funciones necesarias para el funcionamiento de nuestro cuerpo durante nuestra vida.

Por tanto, tienes un motivo más para entrenar. El cerebro sufre cambios positivos durante el ejercicio, contribuyendo a la mejora de ciertas habilidades como: disciplina, resiliencia, motivación, enfoque y trabajo en equipo.

¿Pero sabes lo que sucede durante este proceso cerebral? Veamos juntos:

Al contraer los músculos, se liberan sustancias que provocan la creación de nuevos vasos sanguíneos, haciendo vías cognitivas más eficientes y retrasando las pérdidas neurológicas.

  • Más neuronas y mejor rendimiento

Los movimientos realizados contribuyen a un intercambio más rápido de mensajes entre neuronas, que se multiplican. Esto mejora el rendimiento de la función cerebral al proporcionar más oxígeno, lo que ayuda, por ejemplo, a controlar la ansiedad y la depresión.

Los neurotransmisores son responsables de enviar información a otras celdas para realizar diferentes funciones del cuerpo humano. Con la práctica de ejercicios físicos se estimulan algunos de ellos, muy importantes para el organismo:

  • Dopamina: Ayuda en el control de los movimientos, mejora el estado de ánimo, el aprendizaje, la cognición, la motivación y la memoria.
  • GABA: Ayuda a regular la transmisión de los impulsos nerviosos y el tono muscular.
  • Serotonina: afecta la mejora del estado de ánimo, la ansiedad, el sueño, el control hormonal y la absorción de alimentos.
  • Glutamato: Facilita la adaptación del cerebro al establecer nuevas conexiones neuronales.

Nuestro cerebro es un órgano complejo que necesita estímulos para mejorar su rendimiento todos los días.

Por tanto, el ser humano necesita motivación, por eso ya hemos hablado específicamente de este tema. Bueno, no nos basta con ir al Box y darlo todo, ¿verdad?

Entradas relacionadas

Deja un comentario